Enero es el mes de los nuevos propositos. Arrancamos el año y con ello nos ponemos objetivos a cumplir durante los siguientes 365 días. Aprender idiomas o dejar de fumar son clásicos, como lo es mejorar nuestro aspecto físico. Tras las comidas de navidad llega la familiarmente conocida como Operación Bikini. Una carrera hacia una figura esbelta que deberá acabar en verano.

Con este artículo nos gustaría ofrecer unas claves de cara a este proceso en el que muchos compaginarán ejercicio físico con dietas.

Ni blanco, ni negro. Cuidado con las dietas.

El éxito para obtener una figura estupenda pasa por no cometer locuras. Los milagros no llegan con dietas o planes de ejercicio, sino con un plan equilibrado de ambas partes. Debemos partir de un dato lógico pero que a veces se nos pasa: nos alimentamos para obtener energía. Nuestra alimentación es la gasolina que mueve esa máquina precisa y maravillosa que es nuestro cuerpo. Deberemos consumir la energía que comemos, de ahí que utilicemos el deporte como actividad para mantener nuestro estado de forma y así quemar el exceso energético.

Debemos buscar y desarrollar una dieta equilibrada y completa, que nos de todos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo. Se ha de pensar en las calorías, pero sin descuidar algo tan fundamental como son las vitaminas, por ejemplo. Con el ejercicio diario, nuestra dieta no ha de ser dura.  Y por ejercicio tenemos en cuenta acciones tan corrientes como caminar o usar la bicicleta, por ejemplo. Ir caminando hasta el trabajo no deja de ser una actividad física que ayuda a fortalecer el cuerpo y a quemar calorías.

Se debe evitar toda clase de dietas extremas. Y sobre todo, si se está interesado en seguir una, lo recomendable es hablar primero con un especialista. Un nutricionista podrá ayudarle a desarrollar la dieta que más le convenga y le asesorará de la mejor forma posible.

Lo mismo podemos decir de la práctica deportiva. Debemos seguir un plan en el que vayan evolucionando de forma correcta tanto el esfuerzo como la duración de las sesiones deportivas. El no por mucho madrugar amanece más temprano es útil en este caso. Quien corre una maratón lo hace porque se ha ido preparando. Evitemos un esfuerzo prolongado los primeros días si no estamos acostumbrados. El trabajo debe ir aumentando paso a paso. Y nuevamente, lo mejor es hablar con profesionales antes de plantearse un plan de trabajo diario.

La operación bikini dura todo el año

Ya sea en navidades como en cualquier otra época del año, debemos mantener una dieta equilibrada, intentando evitar atracones severos. Comer de todo pero en cantidades correctas. No es malo el chocolate, sino comer una gran cantidad de éste. En un ámbito más deportivo, la actividad física debe de ser continuada, intentando tener una sesión diaria. Caminar, utilizar medios como la bicicleta o practicar algún tipo de deporte ayudará a que disfrutemos de una vida más saludable y una figura más esbelta.


Dejar respuesta

Su email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *





UCP Dr. Sancho
654 140 262
info@ucpestetica.com

© Copyright 2003. Todos los derechos reservados.

Política de cookies. Términos y condiciones.